fbpx

Caligrafía Japonesa.

Caligrafía Japonesa.

Caligrafía Japonesa: trabajos de maestros contemporáneos.

La caligrafía japonesa, que es una de las artes tradicionales más antiguas del Japón, cuenta con una historia de más de mil quinientos años.

Es una forma de arte creativo que intenta expresar la profundidad espiritual y la belleza, bien a través de los ideogramas “kanji”, que han sido utilizados durante varios miles de años en Asia oriental, bien a través del silabario fonético “kana”, surgido como algo propio del Japón hace mil doscientos años y escrito con pincel “fude” y tinta negra “sumi”.

 

Para apreciar este arte no es indispensable conocer la lengua japonesa. La caligrafía del Japón es un arte cuyo valor trasciende las diferencias culturales, comunicando la belleza a todo el ser humano. Por lo tanto, el placer radica en sentir la expresión del artista, tal como se siente placer al contemplar un “Matisse” o un “Monet”.

Sho”, la palabra japonesa que significa caligrafía tiene una historia que se expande por más de mil quinientos años en Japón. La caligrafía, como una de las artes tradicionales más representativas del Japón, cuenta con muchos aficionados. Actualmente hay alrededor de 20 millones de personas que toman un pincel para gozar de este arte.

Sho” es un arte basado en la escritura de los “kanji” y fue introducido en el Japón desde el continente asiático durante los siglos IV y V. Los japoneses lo recibieron, absorbieron y utilizaron desarro­llando su propia forma de expresión, y también crearon un silabario fonético llamado “kana”, basado en la forma, sonido y significado de los “kanji”.

Resulta que dentro del mundo de la caligrafía japonesa se observan las obras que utilizan exclusivamente “kanji”, otras que usan combinado “kanji” y el silabario “kana”; y otras obras que están escritas solamente en “kana”.