Jean-Michel Basquiat es el único pintor americano de color que ha dejado una marca substancial en la historia del arte.

Es el artista con más influencia dentro del movimiento internacional iniciado alrededor de 1980 qué estuvo marcado por el regreso posmoderno a la pintura figurativa.

Murió a los 27 años. Basquiat es la respuesta artística a Jimi Hendrix y Charlie Parker.

Aunque al principio su trabajo podría parecer poco sofisticado, es evidente su poderoso don poético y visual.

A la edad en que la mayoría de los artistas están finalizando sus estudios de arte, Basquiat ya estaba consiguiendo un eco internacional con su trabajo.

Afortunadamente nos ha dejado un resumen mordaz de su corta vida en “Untitled”.

Me gusta más el trabajo de los niños que el de un verdadero artista.

Yo estaba escribiendo oro en ese material y al final hice todo ese dinero.

Quiero vivir la vida a lo James Dean.

Empiezo con un cuadro y lo termino. No pienso en el arte cuando trabajo, intento pensar en la vida.

Tacho las palabras para que se vean más: el hecho de que no se vean bien provoca que se quieran leer.

Mis temas son los derechos, el heroísmo y las calles.

No sé describir mi trabajo porque no siempre es lo mismo. Es como si le preguntas a Miles Davies: ¿Cómo suena tu trompeta?

La gente piensa que me estoy quemando, pero no es así. Algunos días no puedo conseguir una idea, y pienso: Estoy acabado, pero es simplemente un estado de ánimo.

Desde que tenía diecisiete años, quería ser una estrella. Pensaba en todos mis héroes, Charlie Parker, Jimi Hendrix… tenía un sentimiento romántico de cómo las personas llegaban a ser famosas.

Picasso llegó al arte primitivo para dar su nobleza al arte occidental, y yo llegué a Picasso para dar su nobleza al arte denominado “primitivo”.

  • Categoría de la entrada:DISEÑO
  • Última modificación de la entrada:16/08/2013