La naturaleza en nuestro jardín.

La naturaleza en nuestro jardín.

Disfrutar el jardín.

El exterior ya no nos pertenece, tan sólo las habitaciones en que vivimos, que habitamos de forma natural.

 

Hay que intentar romper las barreras artificiales que nos separan del mundo natural. Para animar a este cambio de perspectiva, podría crear en su casa un jardín en miniatura.

El agua y la roca, utilizados en el exterior, ofrecen una manera armoniosa de conectar el interior con una vista exterior más allá.

El mar y la roca actúan en un primer plano al aire libre, sugiriendo un hogar que abraza la naturaleza mientras que al mismo tiempo la naturaleza abraza la casa.

En el mundo natural, la piedra y el agua no existen. El gran espejo terrestre de la verdad carece de preferencias.