Anna Turati | Casamilano.

Entrevistamos a Anna Turati, Art director de Casamilano, una empresa que ha sido capaz de encontrar un espacio adecuado en la industria del mueble y alcanzar el éxito a nivel internacional, preservando al mismo tiempo la connotación de la familia.

 

IBERMAISON: El diseño corre en su familia desde hace décadas. ¿Cómo ve el panorama del diseño actual? ¿Sigue siendo un ambiente tan estimulante como antes?

ANNA TURATI: A diferencia de hace muchos años, creo que hoy en día lograr proponer artículos que tengan un carácter propio es siempre más estimulante, dada la notable difusión de empresas y diseñadores que proponen productos ya muy similares entre ellos.

Los diseños y la filosofía de Casamilano están muy ligados a la cultura Zen. ¿Cómo definiría el estilo de la firma?

No me gustaría que Casa­milano se identificara con un estilo preciso, sino más bien con un modo desenfadado de decorar, hecho de muebles y objetos acoplados siguiendo el instinto y la pasión, más que la lógica o la moda. De esta idea nace Casamilano.

Más allá del tiempo, son las formas, los materiales y los colores que definen la modernidad. Estilos diferentes que se encuentran para sugerir, simplemente, otro modo de vivir. Un estilo moderno e internacional, creando ambientes armoniosos, de personalidad sofisticada. O moderno déco, moderno racional y formado por objetos sin tiempo; el diseño no es extremo, sino contemporáneo.

Formas esenciales, líneas puras interpretadas por materiales como la madera de roble natural y pintada, los lacados mates, el acero cromo, fusiones de aluminio esmaltado, superficies que nunca son uniformes, únicas en los materiales y en la elaboración manual: dando vida a objetos casi únicos en el limite entre la artesanía y el arte.

¿Qué es la creatividad para usted?

Es pasión, es plasmar con gran atención las transformaciones de los estilos y de las tendencias originadas por rápidos cambios de las modas y “trends”.

“Una casa refleja la personalidad de quiénes la habitan”. ¿Cómo sería su casa ideal?

¡Eso es verdad! Un poco lo que ocurre con la forma de vestir. Mi casa tiene que ser muy práctica y racional, la disposición de los espacios y de las cosas absolutamente cálida, luminosa. Los colores son en su mayoría claros, el blanco y el crema, con algún detalle negro, acogedora, un poco “nido”.

La luz es decididamente difusa y luego… un conjunto de cosas diferentes acumuladas a lo largo de los años. ¡Seguro… mi casa ideal mira al mar!

Usted defiende la sencillez, más que el minimalismo. ¿Dónde se halla la diferencia entre los dos?

El minimalismo es algo de aspecto ligero y a menudo hasta frío. La sencillez es algo que también puede ser rico e importante en los detalles y los materiales, y simple en las líneas y en las formas.

¿Qué importancia tienen las nuevas superficies, materiales y el tacto en el diseño contemporáneo?

Depende del tipo de producto. En algunos casos la materia es determinante para caracterizar el producto, en otros, es más determinante la forma y la proporción. De todos modos, todo es importante.

¿Intenta comunicar algo a través de sus interiores? ¿qué es?

Intento comunicar una “personalidad”. El conjunto de materiales y objetos diferentes entre ellos crea el verdadero estilo, el más fascinante.

¿De que manera ha influido la arquitectura en su trabajo?

No estudié arquitectura pero, como mi padre, siempre he estado predispuesta al diseño. Empecé a trabajar muy joven en la empresa de la familia y tuve la suerte de estar cerca de mi padre, que a finales de los años sesenta dio vida a Tisettanta, y, durante muchos años, de colaborar con Antonio Citterio.

Toda esta experiencia ha claramente influido en mí, desarrollando una cierta sensibilidad hacia el estilo, el gusto y mi orientación hacia las cosas, llevándome a tener una gran pasión por mi trabajo.

¿A qué arquitectos y diseñadores más admira?

Hay muchos diseñadores que admiro, cada uno por su propia personalidad y estilo. En particular, la ironía de Starck, de él me gusta sobre todo el modo de “decorar”… de juntar cosas muy diferentes entre ellas, y su reinterpretación. ¡Lo encuentro genial!

¿Cómo definiría la elegancia?

Todo lo que es “aparentemente” simple, no demasiado llamativo, discreto y riguroso, con una gran búsqueda de los detalles.

Su palabra preferida…

Conciencia.

Su palabra odiada…

Ignorancia.

¿Qué le estimula creativamente, espiritualmente o emocionalmente?

El instinto, lo que me gusta.

¿Qué no le estimula?

La tristeza.

¿Cuál es su taco preferido?

“Merda!”

¿Qué sonido o ruido más le gusta?

El sonido del piano.

¿Qué sonido o ruido no soporta?

Los ruidos metálicos.

¿Qué profesión diferente a la suya le hubiese gustado elegir?

Diseñador.

¿Qué profesión no le gustaría ejercer?

Un trabajo sin creatividad.

Si el paraíso existe, ¿que le gustaría escuchar al llegar a sus puertas?

“¡Lo bueno viene ahora!”

  • Categoría de la entrada:DISEÑO / ENTREVISTA
  • Última modificación de la entrada:31/05/2020